Receta de Salmóm

Lo primero que haremos para preparar este salmón al horno con patatas y verduras es descongelar el salmón, si es que los trozos están congelados, precalentar el horno a 180-200ºC por arriba y por abajo y de mientras, pelar y cortar las patatas en rodajas finas, de tal manera que las colocamos cubriendo la base de la bandeja de horno previamente untada en aceite y luego las salamos un poco por encima.

A continuación, lavamos y cortamos los pimientos rojo y verdes a tiras y los colocamos encima de la bandeja del salmón al horno con patatas. También espolvoreamos un poco de sal por encima.

Luego pelamos y cortamos la cebolla en juliana, la colocamos también en la bandeja y salamos. Esta verdura combina muy bien con el salmón al horno y le da un toque dulce muy bueno.

Seguidamente, hacemos lo mismo con el último ingrediente del salmón al horno con verduras: el tomate. Lo lavamos bien y lo cortamos en gajos que esparcimos por la bandeja.

Después pelamos los ajos y los metemos en la trituradora junto con un puñado de perejil al gusto. Puedes utilizar perejil seco o fresco, como tú veas, pero si es fresco mucho mejor. Entonces trituramos esto y añadimos el chorro de vino blanco a ojo y una buena cantidad de aceite de oliva. Este será el aliño de nuestro salmón al horno con patatas y verduras.

Ahora aliñamos las verduras del salmón al horno con patatas con un poco de la mezcla anterior y horneamos las verduras unos 45-60 minutos hasta que estén bien hechas.

Cuando le quede poco tiempo a las verduras para que estén hechas, añadimos los lomos de salmón a la bandeja, aliñamos de nuevo con el resto de la mezcla que nos quedaba y volvemos a meter de nuevo la bandeja en el horno unos 10-15 minutos, o hasta que veas que el salmón empieza a dorarse.

Una vez el salmón empiece a dorarse, retira la bandeja y sirve tu salmón al horno con patatas y verduras bien caliente. Si te gusta que el pescado esté muy hecho, entonces deja que acabe de dorarse del todo en el horno, pero sino, en este punto ya estará hecho por dentro pero no quedará seco. ¡Qué aproveche!