Ostras a la Francesa

En Francia las sirven con pan y mantequilla, como casi todo, con limón y un toque de pimienta. En la región sureña de Arcachon, famosa por su producción de ostras, hacen una mezcla de mantequilla y perejil para poner sobre la ostra abierta en crudo. Cubierta de migas de pan se gratina al horno. Se pueden añadir también unas virutas de queso. Otro modo ‘a la francesa’ es servirla con una vinagreta ‘Mignonette’, con vino blanco seco y vinagre de vino blanco reducidos al fuego, con el añadido de chalota picada fina, pimienta y limón. Un toque sobre cada ostra cruda.